Dreamers y trabajadores esenciales efectuados por el COVID-19


Foto de Anna Shvets en Pexels

Desde que COVID-19 comenzó a aparecer en los Estados Unidos a principios de 2020, la economía de los Estados Unidos ha tenido un gran impacto. Desde una caída de los ingresos de las pequeñas empresas en un 20% hasta un aumento de los despidos y cierres. Pero también ha habido un aumento en la demanda de abastecedores, ya que los trabajadores ahora carecen del impulso para trabajar en esta economía que ha dejado muchos puestos vacantes.


Para inmigrantes como los Dreamers, a los que se les ha concedido permiso para trabajar en los Estados Unidos, esto significó más oportunidades de conseguir un trabajo en esta economía. La necesidad de trabajadores esenciales se ha vuelto muy crítica durante la pandemia y sigue siendo una necesidad importante para mejorar la economía después de una pandemia mundial. Los beneficiarios de DACA, como todos los Americanos, se enfrentan a nuevos desafíos, como refugiarse en el lugar, trabajar desde casa, mantener la distancia social de los vecinos y mantener a sus hijos ocupados durante los cierres de escuelas que se espera que duren hasta el final del año académico actual en algunos distritos. Como muchos otros Americanos, los beneficiarios de DACA se esfuerzan por contener la epidemia y proporcionar bienes y servicios esenciales para mantener el país en funcionamiento.


Los dreamers como trabajadores esenciales han sido una fuerza impulsora que ayudó a impulsar la economía durante el cierre y los despidos que ocurrieron como resultado de la pandemia. Los trabajadores esenciales incluyen maestros, enfermeras, médicos, cajeros, conserjes y cajeros de banco. Es una gran variedad de trabajadores esenciales que sus trabajos diarios mantienen a la economía trabajando y esforzándose. Sabiendo lo crítico que estos trabajadores esenciales están viendo tal caída en el empleo porque muchos ciudadanos estadounidenses no quieren mantener estos trabajos de primera línea, muchos inmigrantes y Dreamers se están encargando de trabajar en estos trabajos necesarios. Necesitamos tomarnos este tiempo para reevaluar lo que los beneficiarios de DACA están haciendo por este país, agregando que en lugar de revocar DACA, la administración debería buscar formas de crear un camino para que agarren la ciudadanía para los Dreamers y otros inmigrantes indocumentados.


Para los Dreamers, su búsqueda de obtener una educación es lo que los ha llevado a los Estados Unidos y con las limitaciones y regulaciones adicionales que se están introduciendo debido a la pandemia, muchos beneficiarios de daca están siendo empujados a trabajos para los que están sobrecalificados agarrar los trabajos porque falta trabajadores por necesidad. Aunque el programa DACA fue restablecido por la Corte Suprema de los Estados Unidos a principios de este año, siguen sin conocerse las protecciones duraderas hacia la ciudadanía para los inmigrantes no autorizados. La pandemia continúa afectando a los Dreamers y trabajadores esenciales, en maneras positiva y negativa, ya que deja más oportunidades de trabajo, pero a los que tienen educación superior, como los dreamers, los deja sin opciones laborales que se dirijan a sus carreras.


Para cualquier persona que busque ayuda para localizar recursos, Mil Mujeres ofrece servicios a latinos de bajos ingresos que deseen recibir asistencia legal con problemas de inmigración. Mil Mujeres ofrece alcance comunitario para ayudar a los inmigrantes sobre sus derechos legales y los recursos disponibles en sus comunidades. Para los beneficiarios de DACA especialmente Mil Mujeres ofrece inicial y renovación de la aplicación. Con DACA, esa personas también son elegibles para una autorización de trabajo. DACA ofrece situación laboral y salarios más altos para los inmigrantes elegibles.